Una garrapata, causante de los casos de fiebre hemorrágica.

 

El pasado jueves 25 de agosto fallecía, en el hospital Gregorio Marañón de Madrid, un hombre, tras ser atendido en el hospital Infanta Leonor, a consecuencia de un cuadro clínico agudo de fiebre hemorrágica.

Al parecer, el hombre pudo contagiarse por la picadura de una garrapata durante un paseo por el campo, según fuentes cercanas a la familia.

fiebre amarilla. codaplaga salud ambiental
Fachada principal del Hospital General Universitario Gregorio Marañón

La fiebre amarilla es un proceso que se origina con fiebre alta, sangrado por la nariz, hemorragias intestinales y hematomas en tronco y extremidades. Su periodo de incubación es de tres a seis días y puede ser transmitida por la picadura de garrapata. Si alguien está infectado por ésta enfermedad, en ocasiones, puede transmitirla a otras personas a través de fluidos corporales como la saliva, la sangre o el sudor.

Precisamente por ésta vía de contagio, una de las enfermeras de la UCI del hospital Infanta Leonor, que atendió el primer caso de fiebre amarilla, se encuentra aislada al presentar síntomas similares a los de ésta enfermedad, letal en el 40% de los casos.

Sanidad ha remitido muestras de ambos pacientes al Centro Nacional de Microbiología y están a la espera de los resultados para evaluar la situación y poner en marcha los protocolos sanitarios que se establecen en éstos casos, si fuera necesario.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ya ha comenzado a elaborar el listado de personas que pudieron estar en contacto con las dos personas infectadas.

Sobre la fiebre amarilla

Es una enfermedad vírica aguda y hemorrágica. Es transmitida por mosquitos infectados y/o garrapatas. La icteria que presentan algunos de los pacientes, y el color amarillo que presenta la piel, da el nombre a éste virus letal.

Los síntomas de la fiebre amarilla son: fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio.

El 40% de los pacientes afectados, fallecen.

La fiebre amarilla puede prevenirse con una vacuna muy eficaz, segura y asequible. Una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de recuerdo. La vacuna ofrece una inmunidad efectiva al 99% de las personas vacunadas en un plazo de 30 días.

Desde Codaplaga, salud ambiental, recomendamos un buen plan integral de plagas para evitar que vectores tan peligrosos para la salud como pueden ser las garrapatas, los mosquitos, las cucarachas y otros insectos, pueda provocar un problema de salud pública.

sintomas de la fiebre amarilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s